23 January 2017 23:55 PM



Vistas de Busan desde el templo Hongjesa

El templo Hongjesa no es un templo especialmente importante, y quizás para algunas personas pueda resultar un lugar decepcionante. Realmente como templo no tiene mucho que ofrecer, sin embargo, sus vistas desde la ladera del monte Hwangryeongsan son bastante interesantes. El templo se encuentra cerca de Seomyeon, y desde allí puede verse una panorámica bastante amplia de la zona central de Busan. Especialmente interesantes son las vistas de la nueva zona del BIFC (Busan International Finance Center), el edificio de 63 plantas de altura que sobresale por encima de todos los demás.

Cuando fui era la fiesta de faroles de papel por el cumpleaños de Buda. En esta época los templos suelen adornarse y están muy bonitos. Era por la tarde y quedaba poco para anochecer. Fue espectacular ver la ciudad de noche, y sobre todo porque al no ser un templo conocido estábamos prácticamente solos con los monjes, que se dedicaban a colocar los faroles de papel.

Quizás una de las vistas más bonitas es poder encuadrar en la fotografía el edificio de la campana de bronce y el edificio del BIFC al fondo. He de decir que hacer esta fotografía no es tan fácil en el sentido de que hay que buscar el encuadre y había una valla que no me dejaba posicionarme correctamente. Queda muy bonito, sí, pero no esperes algo así cuando subas si no lo buscas intencionadamente. Tanto de día como de noche es una buena vista.

Como decía, las vistas son lo mejor de este templo. Estas son algunas de las fotografías que hice mientras se hacía de noche.

También hice algunas fotos del templo y los faroles que lo adornaban. En mi opinión, el templo gana mucho durante el cumpleaños de Buda y sin los faroles queda un poco desangelado. Recuerdo que subí a este templo porque lo veía cada vez que iba al supermercado en la época que estuve viviendo en la zona que he fotografiado antes. Este es uno de esos templos que poca gente conoce y que para desconectar un poco y tener una bonita vista, bien vale la pena hacer la subida. Y es que como en muchos templos coreanos hay que subir. Nosotros fuimos en taxi hasta el camino que lleva al templo porque no nos apetecía caminar. He de reconocer que la subida es bastante empinada y uno llega arriba bastante cansado. Por eso hay que tener en cuenta cómo son los templos y lo que nos vamos a encontrar, porque si después de subir la montaña resulta que es un templo que no vale la pena, el esfuerzo puede hacernos estar de mal humor para lo que resta del día. En cambio, si resulta un lugar bonito, la sensación de recompensa es diametralmente opuesta.

Cuando alguien me pregunta si vale la pena subir a este templo yo siempre digo que no porque normalmente la gente que está de turismo no pasa mucho tiempo en Busan y hay muchos otros lugares más interesantes. Pero si vienes de viaje, tienes tiempo, vives aquí o ya has estado varias veces en la ciudad... en esos casos sí que lo recomendaría por las vistas de la ciudad. 

  • Título: Vistas de Busan desde el templo Hongjesa
  • Escrito por:
  • Fecha: 26 Marzo 2016
  • Comentarios

0 Comentarios

Dejar comentario en Google +

Top