21 February 2017 10:07 AM



Mimizuka, la tumba de las narices cortadas a soldados y civiles coreanos

Mimizuka, literalmente "tumba de orejas", es un túmulo situado en Kioto donde están enterradas las narices de soldados y civiles coreanos (y chinos) que fueron asesinados durante las invasiones japonesas del s XVI. Aunque Mimizuka haga referencia a las orejas, realmente son narices y Hanazuka (tumba de narices) era el nombre original. Se cree que decenas de miles de narices de coreanos están enterradas aquí.

Cuando se produjeron las invasiones japonesas a Joseon por parte de Toyotomi Hideyoshi, los japoneses cortaban las cabezas como método de recuento de los enemigos abatidos en batalla. Siendo las cabezas más complicadas de cortar y ocupando más espacio, en la segunda invasión se decidió optar por las narices de los fallecidos. Así pues, las narices de las personas asesinadas durante las invasiones eran arrancadas como trofeo y llevadas a Japón para contabilizar los éxitos de los generales samuráis.

Se dice que no sólo hay narices de soldados coreanos, sino también narices de civiles, ya fueran estas personas mujeres, ancianos o niños. Hay que tener en cuenta que al contabilizar las narices todas pueden pasar por narices de soldados y ser tomadas como trofeos de guerra. No sólo se arrancaron las narices de coreanos, también de soldados chinos de Ming.

Esto que hoy en día puede ser visto como algo salvaje no es nada extraño en la realidad de la época. Estamos hablando de la época más cruel de los samuráis después de años de batallas donde cortar la cabeza del oponente era bastante normal. El montículo se construyó a finales del s XVI y desde entonces reposan aquí las narices de los caídos en combate.

El lugar está cerca del Museo Nacional de Kioto, concretamente junto al Santuario Toyokuni y el templo Hokoji. No es un lugar visitado y cuando fui estábamos solos, no había nadie más que la gente que pasaba por la calle. Se dice que los coreanos visitan este lugar pero como he dicho antes yo no vi a nadie y nunca las personas que conozco de Corea me han mencionado que hayan ido ni que conozcan de su existencia. Posiblemente se trate de viajes organizados y poco más, por lo que es un lugar tranquilo y sin turistas. Tan solo unas tímidas flores dejadas por alguien recuerdan que allí, bajo ese montículo, hay narices en forma de trofeos de una guerra que perdieron los japoneses pero donde los que más perdieron fueron, como siempre, las víctimas de cualquier bando.

Últimamente el lugar ha cobrado cierto interés por algunos viajeros que pasan por casualidad y leen el panel explicativo. La realidad es que la banalización del lugar lo único que puede llevar es a una especie de circo donde la gente venga a hacer fotos de "la tumba de las narices" sin pararse a pensar que se trata de un recuerdo por el sufrimiento de muchas personas hace unos cientos de años. Espero que al menos esta entrada sirva para que la gente que la lea con ánimo jocoso o curioso pueda llevarse una imagen de respeto hacia las personas que perdieron la vida en ese conflicto.

No es un lugar turístico, ni tiene mucho que ofrecer, sin embargo es un lugar interesante para aquellos que estudiamos la historia de Corea y Japón. Como curiosidad, la placa informativa sólo está en japonés y en coreano.

  • Título: Mimizuka, la tumba de las narices cortadas a soldados y civiles coreanos
  • Escrito por:
  • Fecha: 06 Enero 2017
  • Comentarios

0 Comentarios

Top