26 February 2017 21:16 PM



Manifestación y protestas contra Park Geun Hye en Corea del Sur

¿Qué está pasando en Seúl? Mucha gente se pregunta qué sucede en la capital surcoreana. Llegan varias imágenes y noticias a través de las redes sociales. También algunos medios de comunicación surcoreanos expresan su opinión sobre lo ocurrido. En Twitter, el hashtag #PrayforKorea ha llegado a muchas personas más allá de la península. Pero la gente que no es coreana y no entiende la situación todavía se pregunta ¿qué sucede en Seúl?, ¿qué sucede en Corea del Sur?, y ¿a qué se deben dichas protestas?

Cuando tuve noticias de lo sucedido decidí compartirlo en mi página de Facebook. No por la noticia de la manifestación en sí, que es algo común estos días en Corea, sino por la brutalidad policial de las imágenes. Rápidamente la noticia llegó a mucha gente, tanto a coreanos como a extranjeros, y pese a que he dado mi opinión de lo sucedido, veo que hay todavía muchos puntos oscuros sobre los que arrojar luz. Así que he decidido escribir esta entrada para explicar un poco la situación.

Digamos que el punto de inicio son las protestas en contra de la intención del gobierno de la presidenta Park Geun Hye de cambiar los libros de texto de historia de la educación pública porque piensa que debe enseñarse la "correcta" historia a los estudiantes. Sobre este punto ya expliqué la intención de los cambios en este artículo en Yuanfang Magazine titulado: "Las batallas de la historia de Corea (I): Libros de texto". Pero haciendo un resumen muy breve, se quiere ofrecer una única visión de la historia (especialmente sobre los puntos más controvertidos del s XX que afectan a los últimos dictadores y en concreto al propio padre de la presidenta actual), con la excusa de que los libros ofrecen una visión izquierdista. Contra esto están según las últimas encuestas del Korea Herald, el 53% de los encuestados así como el 90,4% de los profesores.

Pero este no es el único punto caliente. Digamos que la manifestación que recorrió las calles de Seúl este fin de semana incluía también las protestas de los campesinos hacia las reformas agararias y laborales, y el caso del Ferry Sewol que se hundió en abril de 2014, que dejó un total de 293 fallecidos y que ha tenido duras críticas hacia el gobierno, todavía sigue sindo una herida difícil de cerrar. Es decir, se trataba de un cóctel de ideas y grupos diversos de profesores, estudiantes, agricultores, trabajadores y familiares y amigos de las víctimas que estaban muy calientes con el gobierno actual.

Volviendo al tema de los libros de texto, se trata de una medida que se quiere imponer por todos los medios. Según la noticia anteriormente citada del Korea Herald, el Ministro de Educación quiere imponer sanciones a los profesores que hayan participado con una opinión contraria a la del gobierno ya que, al ser funcionarios, según la ley coreana no tienen derecho a participar de acciones políticas. Los grupos opositores al gobierno llevan días protestando de diversas maneras, y varias han sido ya las protestas públicas y manifestaciones sobre este tema, no sólo en Seúl, sino en otras ciudades surcoreanas.

El Sábado decenas de miles de personas se manifestaban en la Plaza de Seúl (frente al Ayuntamiento) para protestar por estas medidas. La marcha transcurría pacíficamente hasta que se llegó a cierto punto de la Avenida Gwanghwamun que había sido cortada previamente por la policía. A partir de aquí se suceden una serie de hechos lamentables por ambas partes, tanto por la policía como por algunos de los manifestantes, donde se llega a tristes consecuencias.

Muchas personas han dado y están dando su opinión sobre este tema. Opiniones muchas veces sesgadas, interesadas y que difieren bastante de la realidad. Al final lo que se ha conseguido es lo que buscaba el gobierno, criminalizar las protestas para justificar sus actos. En mi opinión, los manifestantes cayeron en la trampa del gobierno y ahora son vistos como violentos. Sin embargo, las cosas no están tan claras de cara a la opinión pública porque las imágenes nos muestran otras cosas.

Lo que se puede ver en las imágenes es una manifestación pacífica de miles de personas (es la manifestación más participativa en Corea del Sur en los últimos años), donde entre 60.000 personas según el gobierno y 130.000 según los organizadores, iban lanzando consignas, mostrando pancartas y lanzando discursos a lo largo del camino. Al llegar a dicho punto, cortado horas antes por la policía, hay una serie de altercados. Se puede ver a policías lanzando gas pimienta a los manifestantes y estos atacando a los policías con las propias escaleras que usan los policías para subir a los autobuses. Algunos manifestantes con cuerdas intentan mover los autobuses del camino. Cuando los policías empiezan a lanzar agua a presión con compuestos químicos como capsaicina (que produce quemaduras en la piel y es tóxico. Fuente: Korea herald), los manifestantes comienzan a atacar con objetos más contundentes. Al final, el lugar queda despejado con pequeños grupos de manifestantes recibiendo cañonazos de agua y la espectacular y lamentable visión de un hombre de casi setenta años volando literalmente por los aires tras recibir un chorro de agua a presión cuando no hacía nada. El hombre tendido incosnciente en el suelo sigue recibiendo agua a presión con tóxicos durante varios segundos e incluso otros manifestantes lo tienen complicado para ir a socorrerle y poder sacarlo de allí. Acabó en el hospital en estado crítico.

Hay quienes critican a los manifestantes porque dicen que ya iban preparados para los actos violentos con palos de hierro (aunque lo que más se ve en las imágenes es el uso de las propias escaleras de los policías) y cuerdas. Sin embargo, el gobierno sí que estaba bien preparado con 20.000 policías y 700 autobuses para detener la marcha. Esto era algo que ya se sabía, así que los manifestantes iban preparados para posibles confrontaciones (Fuente: The Hankyoreh). Además hay que añadir que muchos de esos policías son realmente jóvenes que cumplen el servicio militar en la organización policial. Personalmente pienso que el uso de estos chicos como escudos humanos en manifestaciones es lamentable, triste, repugnante, y ha sido objeto de muchas críticas siempre en Corea del Sur. Según la noticia del Korea Herald, los compuestos químicos mezclados con agua sólo pueden ser usados con el mínimo fin de hacer cumplir la ley. Deberíamos preguntarnos si dicha manifestación fue tan violenta como para hacer uso del agua con químicos. Pero era algo que ya estaba preparado horas antes. A poco que uno busque imágenes de manifestaciones anteriores se dará cuenta de que no fue tanta la violencia por parte de los manifestantes en comparación con otras. Se ve claramente que lo que los manifestantes querían era mover los autobuses, pero ¿Por qué? La ley coreana dice que utilizar autobuses como barricadas es ilegal desde 2011 según el Constitucional, algo que ya fue criticado por el comité de Derechos Humanos de la ONU porque viola el derecho a la libertad de tránsito (fuente: Korea Herald). Según voces favorables al gobierno se habla de la manifestación como una protesta ilegal, sin embargo la manifestación fue legal desde el principio y no hay ninguna ilegalidad en manifestarse por la Avenida Gwanghwamun. ¿Fue ilegal manifestarse al llegar a una calle cortada por la policía de forma ilegal? ¡Menuda paradoja democrática!.

La excusa de cortar la avenida era la próximidad del edificio presidencial (llamado Cheongwadae o casa azul), pero dicho edificio está a 1,6 km del lugar donde se paró la manifestación y para llegar hasta allí hay que ir por otras avenidas o calles muy estrechas que serpentean por la zona oeste del palacio Gyeongbokgung, ya que el recinto de este palacio corta totalmente el paso directo. Es decir, es imposible que una manifestación de tal magnitud llegue hasta allí sin pasar por grandes avenidas que se pueden controlar, y de hacerlo cuatro locos por su cuenta ¿no podría defenderse de otra manera que usando agua con tóxicos sobre la gran masa de manifestantes? No sólo manifestantes violentos se vieron afectados, también otros manifestantes jóvenes, estudiantes, parejas y periodistas que cubrían la noticia. Estamos hablando de un país que tiene una defensa muy restrictiva por el tema de Corea del Norte y ¿no pueden protegerse de cuatro manifestantes violentos? ¿Tienen que hacer uso del agua con tóxicos sobre gente inocente? Pero claro, eso le habría quitado espectacularidad al asunto y los manifestantes no habrían parecido violentos.

Obviamente esa es la visión que se quiere dar. En mi opinión, y a partir de aquí ya es sólo mi opinión, los manifestantes cayeron en la trampa del gobierno. Una manifestación pacífica es lo que más daño habría hecho al actual gobierno. Así que se buscó la manera de encabronar a una masa social ya de por sí enfadada con las políticas del gobierno y que ya ha recibido palos en manifestaciones anteriores. Se buscaba criminalizar el acto y que los coreanos que estén en contra del cambio de libros de texto no se vean identificados con estos "salvajes" que destrozan autobuses (aunque los autobuses estén ilegalmente colocados). Se busca una caza de brujas donde 51 activistas ya han sido detenidos, los profesores que protesten serán despedidos o degradados, y donde se va a hacer sí o sí ese libro de texto de historia porque lo que se quiere simple y llanamente es tener el control de pensamiento sobre la población y las generaciones futuras. Y ya está, y la presidenta se quitará de en medio a todo aquel que se interponga en su camino.

Para muchos activistas la salida más fácil ha sido a través de las redes sociales. A través de Twitter principalmente por medio de hashtags, imágenes y textos en inglés, se ha conseguido llegar a personas que de otra manera no habría sido posible. Los medios de comunicación manipulan algunas noticias o simplemente no hablan de la manifestación. Otros que sí lo hacen, centran la noticia únicamente en la violencia, las detenciones, y no se habla de que ha sido la manifestación más multitudinaria en los últimos años, que ha sido un éxito y que el pueblo ya está cansado de esta presidenta. Park Geun Hye tiene una crisis política y aún le quedan tres años de mandato. Ha tenido que soportar problemas de seguridad como el caso Sewol, de sanidad como el contagio del MERS, de relaciones de tensión con Corea del Norte, y ahora este problema sobre la educación que ha creado ella sola. En las redes sociales la gente critica a la presidenta comparándola con su padre que fue dictador y presidente autoritario de Corea en los sesenta y setenta. Hay quienes se preguntan a través de Twitter: "¿Vivo en Corea del Sur o en Corea del Norte?", hay quienes catalogan la situación abiertamente de dictadura. Puedes mirar tu mismo las reacciones de la gente a través del hashtag de Twitter.

La situación es tensa y puede que en los próximos días lo sea más todavía. Veremos si se sanciona a los profesores o se queda en simple advertencia. Si finalmente los libros de texto salen adelante qué repercusiones tendrá entre la oposición. Es un tema caliente bastante interesante del que no faltan defensores y detractores. En mi opinión, el hecho de que un gobierno escriba una única visión histórica de unos hechos controvertidos es una idea autoritaria, digna de cualquier dictadura que en este caso se ampara bajo la democracia. Esto sólo puede crear una visión única donde los hechos se cuenten según convenga a los políticos y no según como sucedieron realmente. No es la primera vez que ha habido problemas. En décadas anteriores se quiso poner a Dangun (un personaje mitológico y del que se tiene como primer "gobernante" coreano) en un contexto histórico para fortalecer los lazos de la nación coreana y ayudar a la reunificación. Algo que está en contra de cualquier teoría histórica actual. Es por este motivo que la historia no debe ser escrita por políticos, sino por historiadores, y es sumamente injusto que los historiadores sean tachados de izquierdistas o derechistas cuando a los políticos de turno no les gustan los hechos históricos.

Para leer más en inglés y español:

Mi artículo en Yuanfang Magazine sobre los libros de texto coreanos de historia (en español)

Korea Herald:

Noticia sobre el castigo a profesores
Noticia sobre la manifestación (en inglés) Noticia sobre la manifestación (en español, gracias al blog "Desde Seúl") 

Yonhap

Noticia sobre la manifestación (en español, no ofrece la versión de los manifestantes)

Korea Times 

Noticia sobre la manifestación (en inglés)

The Hankyoreh

Noticia previa a la manifestación (en inglés, donde ya se comenta que pueden haber problemas por la intención de cortar las calles por parte del gobierno)

World.mic

Fotografías de la manifestación (en inglés)

No encontré noticias sobre la manifestación en inglés ni en Chosun Ilbo, ni en KBS World.

Fotografías de The Hankyoreh y Oh My News.

  • Título: Manifestación y protestas contra Park Geun Hye en Corea del Sur
  • Escrito por:
  • Fecha: 16 Noviembre 2015
  • Comentarios

2 Comentarios

  1. Imagen de Sam
    Sam (no verificado)Noviembre 16, 2015 16:01 PM

    Interesante, buen articulo

  2. Imagen de Sally
    Sally (no verificado)Noviembre 16, 2015 16:01 PM

    Gracias por la noticia. Pero quiero preguntarte qué has visto los vídeos de la violencias de los manifestantantes. Me asustó muchísimo cuando vi los vídeos. Ellos ya prepararon las barras. Dijeron que eran sus padres a las policias. Tirando Las rocas a ellos gritando "Vete a morir!!" Las policías son de miliarios. Pueden ser mis amigos, mis primos o mis hermanos. A mi tampoco no me gusta el gobierno. Lo que no me gusta es la violencia de los manifestantantes. :))

Top