23 January 2017 23:32 PM



Historia del hangul, el alfabeto coreano

El Hangul -o Hangeul- (한글) es el alfabeto coreano. Se trata de un alfabeto silábico, formado por vocales y consonantes. Es muy fácil de aprender si lo comparamos con los dos idiomas vecinos: el japonés y el chino. La cultura coreana ha recibido directamente muchas influencias de la cultura china, y aun así, siempre ha mantenido intactas sus tradiciones y su etnicidad. En un principio, la lengua coreana se escribía en hanja -símbolos chinos-, y  todos los textos coreanos antes del sXV están escritos en hanja. Por eso, es muy común y normal ver muchos templos, palacios y documentos antiguos escritos con letras chinas. Esto no significa que sea chino, solamente se usaron los sinogramas para escribir el idioma coreano, que hablados, son totalmente diferentes y tienen adscripciones lingüísticas distintas.

En la primera mitad del s XV el rey SeJong el Grande, de la dinastía Joseon, al ver la dificultad del pueblo para entender los símbolos chinos creó -supuestamente con la ayuda de otros eruditos- el Hangul o alfabeto coreano. Algunos historiadores afirman que fue el propio rey quien lo creó, mientras que otros sugieren que hubo un grupo de eruditos que le ayudaron o lo hicieron por encargo del rey. Sea como fuere, el hangul se creó y se promulgó en el libro llamado Humminjeongeum. El alfabeto se creó en el duodécimo mes lunar del año 1443 y en el noveno mes lunar de 1446 se publicó el libro Humminjeongeum. Según el libro "Guía de la herencia cultural de Corea", el Humminjeongeum comienza de la siguiente manera: "Por ser de origen extranjero, los caracteres chinos son incapaces de captar el significado genuinamente coreano. Por ello, la gente común no cuenta con medios para expresar sus ideas y sentimientos. Consciente de sus dificultades, he inventado un juego de 28 letras. Las letras son muy fáciles de aprender, y mi ferviente deseo es elevar la calidad de vida de todo el pueblo". El término Humminjeongeum significa "los sonidos correctos para la instrucción del pueblo".

Aunque hoy en día ha sufrido modificaciones, se dice que es un alfabeto lingüísticamente acertado pues refleja, según cada grafía, la posición del fonema que representa. Se trata de un alfabeto lógico que sigue la esencia taoísta adoptada por el neo-confuncionismo del Ying y el Yang y los cinco elementos. En su inicio estaba compuesto por 11 vocales y 17 consonantes que hacían un total de 28 letras. Las vocales se crearon siguiendo los tres principios básicos del cielo, la tierra y la humanidad que son asimismo los tres conceptos del Sam Taeguk, el símbolo circular de tres colores (rojo, azul y amarillo). Las consonantes, en cambio, se hicieron a partir de la posición del órgano del habla en su pronunciación. Es por esto último que se considera el hangul como el alfabeto más científico que existe.

Sin embargo, la clase aristocrática coreana, conocida como Yangban, no aceptó el nuevo alfabeto. En primer lugar porque suponía la alfabetización del pueblo y eso los ponía al mismo nivel despojándoles de su condición de élite. Por otra parte, su servilismo a China era lo suficientemente grande como para considerar el alfabeto coreano como inferior. Es por esto que al hangul se le denominó de varias formas despectivas: "eonmun" (escritura vulgar), "amkeul" (escritura para mujeres) o "ahaetgeul" (escritura para niños). Sin embargo, fue gracias al pueblo y a las mujeres de la dinastía Joseon que no tenían oportunidad de aprender el chino clásico, quienes mantuvieron vivo el alfabeto durante los siguientes 400 años.

No fue hasta la reforma Gabo en 1894 en que el hangul volvió a cobrar vida de forma oficial. En esa época Japón se había abierto al mundo occidental a través de la Restauranción Meiji, y las ideas de aquella época buscaban la ruptura de Corea con Qing. Es una situación histórica compleja de explicar y que requiere aprender sobre esta época para entender la situación, pero puede entenderse que en esa época el hangul se instauró básicamente como oposición a las letras chinas (hanja) con un sentido de ruptura hacia Qing. Después, tras la colonización de Corea por parte de los japoneses, el idioma japonés fue el oficial y en las escuelas se enseñó el coreano mezclando hanja y hangul hasta que finalmente, en 1938, los japoneses prohibieron la enseñanza total del idioma coreano como parte de su política de asimilación cultural. En 1941 se prohibieron todas las publicaciones en coreano.

Tras la derrota de Japón en la II guerra mundial y la liberación de Corea, el coreano volvió a ser el idioma oficial y el hangul se convirtió en el alfabeto usado. Desde entonces y hasta nuestros días, el hangul es el alfabeto que se usa para escribir el coreano. La ortografía moderna y definitiva fue publicada en 1946 con la independencia de Corea y ni que decir tiene que se convirtió en un símbolo nacional. Así pues, el hangul es considerado un símbolo de identidad nacional dentro del nacionalismo coreano.

Tras la ruptura de Corea en dos sistemas políticos, uno comunista y otro capitalista, el coreano también se ha visto afectado por la política lingüística. Política que afecta a la lingüística a la hora de por ejemplo, recoger neologismos. Así pues, los coreanos del sur adoptan para el coreano muchas palabras directamente del inglés mientras que los norcoreanos prefieren crear nuevas a partir de su propio idioma.

Cosas que hacen especial al hangul en relación con otros alfabetos:

- Se creó especialmente para el uso de una nación.
- Se sabe quién fue el creador y la fecha de su creación.
- Es tan fácil de aprender que apenas existe analfabetismo en Corea.
- Es un sistema nuevo que no copia ningún otro sistema existente.
 

  • Título: Historia del hangul, el alfabeto coreano
  • Escrito por:
  • Fecha: 17 Noviembre 2014
  • Comentarios

0 Comentarios

Dejar comentario en Google +

Top