23 January 2017 23:48 PM



Ginkakuji, el templo del pabellón de plata en Kioto

El templo Ginkakuji, conocido como pabellón de plata, es sin duda uno de los varios iconos de la ciudad de Kioto. Situado al principio (o final según se mire) del paseo del filósofo, el Ginkakuji se muestra desde la sensillez más absoluta en comparación con su hermano, el Kinkakuji o pabellón dorado, que podemos encontrar al otro extremo de la ciudad.

Ambos, Ginkakuji y Kinkakuji, son historia viva del periodo Muromachi (1336-1573) que ha llegado hasta nuestros días. Se construyó como villa de retiro del shogun Ashikaga Yoshimasa, el octavo de la línea de shogunes Ashikaga y gobernó entre 1449 y 1473. En 1483 se fue terminando de construir gradualmente y en 1489 se terminó el Kannon-den (Ginkaku). Como Yoshimasa murió al año siguente, el lugar fue usado desde entonces como templo de acuerdo con el último deseo de Yoshimasa. Así pues, el templo fue renombrado a Jisho-ji, aunque muchos de los edificios fueron destruidos por los incendios  posteriores y sólo dos, el Kannon-den (Ginkaku) y el Togu-do (La sala de Buda) son lo que queda de aquella época. Además, tendremos que conformarnos con su visita exterior pues no se puede entrar a ninguno de los dos edificios. De todas maneras la visita es bastante agradable pese a ser exterior.

Otra de las características del Ginkakuji es su jardín de arena blanca. Llamado Ginshadan o "Mar de arena de plata", este jardín de arena llama la atención de curiosos y extraños que se agolpan haciendo fotos como si no hubiera mañana. Y es que el cono de arena blanca que sobresale es bien conocido por los turistas y un símbolo dentro del templo. 

Hay que reconocer que el jardín de arena junto con el Ginkakuji de fondo ofrecen una bonita imagen. Si seguimos nuestro camino subiremos la pequeña ladera que nos dejará ver el templo desde arriba y, no sólo eso, podremos ver también unas interesantes vistas de esa zona de la ciudad de Kioto.

Toda esta zona es un inmenso jardín de aguas que corren, jardines de musgo y árboles que cambian sus hojas en otoño. El lugar es bonito, sin embargo, no es de lo más bonito de Kioto y quizás al viajero que haya conocido Kioto más a fondo pueda llegar a decepcionarle. Y es que el llamado pabellón de plata con su mar de arena de plata precisamente no tiene absolutamente nada que sea de plata. Según dicen, se construyó con la idea de que así fuera cubierto, como fue cubierto de oro el Kinkakuji, pero este permaneció tal cual lo vemos, con sus paredes de madera.

No deja de ser bonito, por supuesto, pero en mi opinión hay mejores lugares en la ciudad. Me parece un lugar imprescindible si se hace el paseo del filósofo, ya que junto con Eikando y Nanzenji a la otra punta, son los templos más importantes de esta parte de la ciudad de Kioto.

Quizás, lo que más me gustó fue subir la colina y poder ver el Ginkakuji desde arriba con la ciudad de Kioto al fondo. Es cierto que hay muchos puntos parecidos a este, dispersos por toda la ciudad, desde donde podemos subirnos a las laderas de las montañas que limitan Kioto y oberservala desde arriba. Sin embargo, esta vista del Ginkakuji con el fondo urbano me pareció la más bonita.

En definitiva, el Ginkakuji es un templo de imprescindible visita si se pasa por Kioto y se tiene intención de hacer el paseo del filósofo. Pero si únicamente se viene por este templo, no lo recomendaría. En las épocas de gran cantidad de turistas como esta del momiji, o cambio de las hojas del otoño, había muchísima gente, las colas eran interminables, y después de la espera y las expectativas creadas, la decepción fue mucho mayor. Imagino que visitar el templo con muchos menos turistas y disfrutar de su paz y tranquilidad debe de ser lo adecuado. Es posible que la masificación de gente cambiara mi sensación de las cosas, pues en otros blogs y páginas he leído maravillas de este lugar que no se corresponden con las que yo viví. Quizás sólo sea eso, que vivimos experiencias diferentes. Sin embargo, yo sigo sin recomendar este lugar si se viene exclusivamente en una primera visita a Kioto. Hay lugares mucho mejores que el Ginkakuji. Me dio la sensación de ser un lugar bastante sobrevalorado, algo parecido a lo que viví en el templo Ryoanji, famoso por el jardín zen.

 

Cómo llegar: en los autobuses 5, 17 o 100 desde la estación de Kioto o caminando por el paseo del filósofo desde el templo Nanzen-ji (30 min.)

Entrada: 500Y

Horario: 8:30 a 17:00 ( de diciembre a febrero de 9:00 a 16:30)

 

Sitios de interés cercanos:

- Paseo del filósofo
- Cafetería Yojiya
- Mausoleo del emperador Reizei
- Templo Honenin
- Templo Anrakuji
- Templo Reikanji
- Otoyo Jinja
- Templo Eikando
- Templo Nanzenji

 

  • Título: Ginkakuji, el templo del pabellón de plata en Kioto
  • Escrito por:
  • Fecha: 31 Marzo 2016
  • Comentarios

0 Comentarios

Dejar comentario en Google +

Top