23 February 2017 13:56 PM



Anécdotas coreanas: american? speak english?

American!! Do you speak Inglishi?

Otra de las cosas que te pueden pasar en Corea es que crean -además de ser ruso en Busan- que eres americano, especialmente norteamericano y especialmente estadounidense. Así que puede ser normal que en cualquier otra parte del país dónde no te consideren ruso te pregunten si eres americano (estadounidense). El tema está, además, en que piensan que por ser "uegugin" (extranjero) ya tienes que saber inglés. Cuando mi inglés, en realidad, es peor que el de la ajumma de un mercado. Pero bien, se hace lo que se puede. Es algo similar a cuando a Jumi le decían "Ni Hao" por la calle en España.
 

Anécdota 1: Un día estaba con Jumi buscando la paz interior en el bosque de bambú de Damyang cuando nos encontramos de cara con algo peor que una estampida de ñúes en la sabana africana: un colegio de niños.
Antes de que pudiéramos reaccionar y dar la vuelta nos vimos rodeados por esas pequeñas criaturas de no más de 9 años que nos/me preguntaban "american?" "speak english?" etc. Y ya en coreano "es tu novia?" xD. Después de un rato de acoso las profesoras se los llevaron. Luego nos los volvimos a encontrar. Se reían mucho porque nos veían como una pareja rara para ellos. Querían preguntarnos esas cosas de niños que ponen en compromiso a mayores. Aunque lo más repetido era el "american?" "speak english?". No hubo paz interior en el bosque de bambú.

Anécdota 2: Otra situación similar fue en Deoksan (un pueblo al más puro estilo poblado del oeste americano con una calle principal donde ocurre todo y el resto del pueblo donde no ocurre nada). Cerca de Hongkye-ri, la aldea de mis suegros. Estaba en la parada del autobús esperando al que nos llevaría a casa. De repente, unos chicos se pusieron en el banco de al lado y no paraban de mirarme. Acto seguido se pusieron a jugar al "piedra, papel o tijera". Yo no sabía qué decían entre ellos. Jumi me dijo que estaban jugándose a "piedra, papel o tijera" quién de ellos tendría que preguntarme en inglés "de dónde era". Eso me hizo mucha gracia ^__^

La última anécdota me dejó un poco descolocado.

Anécdota 3: Estábamos en el edificio que hace las funciones de ayuntamiento rural entre Hongkye-ri y Deoksan. En la Corea más rural posible. Para los españoles imaginaros a un coreano sentado en un ayuntamiento pedáneo de la serranía de Cuenca. Sólo faltaría un alcalde travesti y sería una buena peli de Pedro Almodóvar.

Jumi tenía que hacer un par de gestiones de papeleo y aprovechando que había un sofá con revistas me senté para leer un poco (mentira, ver las fotos). De repente, uno de los funcionarios que estaba sentado en una de las mesas se levantó sin desviar su mirada de mi persona. Yo, que lo intuí, levanté la cabeza y lo vi venir como una serpiente sigilosa que va a cazar a su presa. Conforme se acercaba me entraban sudores fríos por la espalda. Su mirada estaba clavada en mis ojos. ¡¡¡Iba a morir!!! Jumi sentada de espaldas a mí, con su papeleo.

"¿quién es? ¿un psicópata?", Vino haciendo eses sigilosas desde su mesa hasta el sofá. Finalmente se sentó a mi lado. Me sentí muy raro, introvertido como un coreano. Al sentarse su cuerpo estaba al lado del mío. Casi podía notar su respiración. Me extendió su mano para saludarme lentamente. Yo me había quedado de piedra. "¿Lo conozco? ¿lo he visto alguna vez?¿Es un antiguo compañero de colegio al que hace 20 años que no veo y que se ha operado la cara como un coreano?"

Mecánicamente le di mi mano para saludarlo. Su mano caliente cogió la mía con fuerza. Había atrapado a su presa. Apenas podía fluir sangre por las venas de mis manos. Un perro tumbado en la puerta olió el miedo y huyó del lugar. El tiempo se detuvo. Sus labios se abrieron lentamente. Y como si de un espía se tratara, me susurró: "¿do................... you............. speak.................. english?

Misterio resuelto. Resultó ser un funcionario que simplemente vio un extranjero occidental. Debería de ser el primer extranjero occidental que vería ese hombre en meses. Quizá años. No sé si estaba más asombrado él o yo. Jumi terminó su papeleo en ese momento y se acercó a nosotros. Me sentí tan raro, que apenas pude decirle... "anió" (no, en coreano) y me levanté y me fui.

El pobre se quedó en el sofá con cara de tonto.

Que se aguante, la próxima vez que se acerque como una persona normal.

  • Título: Anécdotas coreanas: american? speak english?
  • Escrito por:
  • Fecha: 06 Febrero 2012

Top