24 February 2017 19:32 PM



Antigua estación de trenes de Seúl

La antigua estación de trenes de Seúl es uno de los elementos arquitectónicos que han llegado hasta nuestros días del periodo colonial japonés. Está situada junto a la nueva estación de tren y hoy en día no tiene ningún tipo de función relacionada con el transporte, ya que se ha habilitado como lugar de exposiciones. Es un edificio que no pasa desapercibido cuando uno sale de la nueva estación, y enseguida se puede ver su característica cúpula de color verdoso.

Pese a no ser un lugar importante, siempre es interesante acercarse y poder ver cómo eran los edificios del Japón colonial de principios del s. XX.

La estación se llamaba Estación Gyeongseong en un primer momento, y conectó la red ferroviaria entre Seúl y el puerto de Incheon, iniciando así la historia de los trenes en Corea. Al principio hubo una ruta de tren que iba desde Incheon hasta Noyang-jin (septiembre de 1899) que se extendió en el año 1900 hasta Namdaemun. De esta manera, una pequeña estructura de madera que sirvió como estación, fue el comienzo de lo que después sería la Estación Gyeongseong.

Con el tiempo se fueron abriendo más líneas (a Busan en 1905, a Uiju en 1906, a Wonsan en 1914), haciendo de Seúl un eje de conexión entre las diferentes líneas. Por este motivo en 1910, El Residente General de Japón buscó un lugar para la ubicación de una nueva estación que sirviera para albergar todo el tráfico ferroviario. Así fue como nació la localización de esta estación, que se haría realidad en 1925, después de tres años de trabajo. El diseño fue obra de Tsukamono Yasushi, y se convirtió en una de las más grandes de Asia en su época junto con la Estación de Tokio.

La importancia, para los japoneses, no era otra que la de crear una estación importante que sirviera de base para sus posteriores ideales imperialistas. Así, la estación, no sólo conectó Corea internamente, sino que también sirvió para conectar a Japón con las zonas de Manchuria, Rusia y Siberia.

Tras la caída de Japón después de la II Guerra Mundial y la liberación de Corea el 15 de agosto de 1945, la estación fue renombrada a Estación de Seúl - recordemos que la ciudad se llamaba Keijo durante el periodo colonial (en coreano pronunciado Gyeongseong). El nombre fue oficialmente cambiado en 1946. 

Durante la guerra de Corea, la estación sufrió desperfectos y fue destruida parcialmente, por lo que tuvo que reconstruirse.

En los sesenta se amplió y en 1974 se abrió la estación de metro de la estación. En los 90 fue remodelada y continuó en uso hasta que en 2003 dejó de funcionar para dar paso a la nueva estación de tren.

La estación tenía dos pisos, siendo el piso superior lugar de espera con restaurantes y la parte de abajo donde estaban las oficinas, taquillas, etc.

Hoy en día podemos entrar y verla por dentro, podemos ver su diseño colonial de principios de siglo, podemos disfrutar de sus patios y pasillos e imaginar como fue la vida de esta estación en las décadas que estuvo en funcionamiento cuando era un centro neurálgico de la ciudad, hoy casi olvidado por las miles de personas que pasa a diario, justo al lado, para subir a los trenes y metros de la ciudad.

En mi opinión, es un lugar interesante para visitar, especialmente si pasamos por la noche, ya que la estación está iluminada y nos muestra su belleza real.

 

Cómo llegar: en metro o tren desde las paradas de Seoul Station 

Entrada: gratuita excepto las exposiciones

Horario (del interior): de 10 a 19, cerrado los lunes

Sitios de interés cercanos:

- Estación de Seúl
- Puerta Namdaemun
- Mercado Namdaemun
 

  • Título: Antigua estación de trenes de Seúl
  • Escrito por:
  • Fecha: 30 Agosto 2016
  • Comentarios

0 Comentarios

Top