19 January 2017 7:09 AM



The Admiral: Roaring Currents (Kim Han Min, 2014)

The Admiral: Roaring Currents, es una película del director Kim Han Kim estrenada en 2014 que trata sobre el almirante de la armada de Joseon, Yi Sun Sin, en la batalla de Myeongnyang durante la segunda invasión japonesa del s.XVI.

No suelo ir mucho al cine por varias razones que no vienen al caso, pero al ver que se estrenaba esta película sobre Yi Sun Sin no podía dejar pasar la oportunidad de verla. Una película que ha arrasado en las taquillas coreanas, un director que me había sorprendido en películas anteriores (Handphone, War of arrows) y dos actorazos en pantalla como Choi Min Sik y Ryu Seung Ryong, me parecían motivos más que suficientes como para ir a verla pese a la dificultad idiomática. Además, el hecho de que la película sea sobre hechos históricos como las invasiones japonesas, fue algo que hizo que no me lo pensara dos veces. Y la verdad es que no me equivoqué. Peliculón de los buenos el que tenemos con The Admiral.

Al parecer, y si no me equivoco, esta película es una parte de la trilogía que supongo que se llamará "The Admiral", y tratará sobre la historia de Yi Sun Sin. Esta concretamente trata de la batalla de Myeongnyang, en teoría la segunda será sobre la batalla de Hansan y la última se completará con la batalla de Noryang. La disposición de las películas es un poco extraña. Porque la segunda película que trataría de la batalla de Hansan es históricamente anterior a esta. Es decir, se estrena Roaring Currents con la batalla de Myeongnyang, después su precuela y por último la secuela. En este orden: 2, 1, 3. El porqué de esto no lo sé. ¿Quizá porque en Hansan usan los barcos tortuga y habría eclipsado a esta película? ¿Quizá porque se decidieron a hacer las otras partes cuando esta ya estaba rodándose? Sea como sea, si se hacen las otras dos películas será una noticia fantástica.

Supongo que como esto llevará un tiempo mínimo de hacer una película por año, a mí me sirve para poder tener tres años por delante en los que explicar en este blog todo acerca del Almirante Yi Sun Sin. La verdad es que la historia de Yi Sun Sin es apasionante y tiene todas las características para que se pueda dar a conocer a Occidente a este personaje legendario y su interesante historia. Para las personas que quieran conocer más acerca de él, les recomiendo que lean la novela traducida al español "El canto de la Espada" de Kim Hun ya que en ese libro se puede conocer y entender mejor la historia de Yi Sun Sin. Gracias a Chanpoo que me prestó el libro cuando vivía en Valencia porque gracias a él he podido ver la película y entender bien la historia sin necesidad de entender los diálogos. La verdad es que no pude terminar el libro y su lectura se me hizo algo pesada, no porque fuera una mala novela sino porque creo que en ese momento no estaba en predisposición de leer. Si pudiera leerlo ahora seguramente disfrutaría muchísimo y podría entender muchas más cosas que en aquel momento.

En cuanto a la película, empieza donde se supone que terminará Hansan, con un Yi Sun Sin apresado, marcado a hierro y degradado. Apareciendo después ya como Almirante repuesto en la zona de Jindo y preparándose para la batalla de Myeongnyang donde tras la debacle de sus antecesores, sólo cuenta con 13 barcos frente al más de un centenar de los japoneses que se aproximan por el sur. Para entender la situación, haciendo una brevísima introducción Yi Sun Sin había sido encarcelado por el rey de Joseon al negarse a atacar a los japoneses en una batalla en la que creía que no iba a ganar. Un agente doble al servicio de los japoneses sirvió para engañar al rey de Joseon y dar falsas esperanzas. Yi Sun Sin fue encarcelado, torturado y finalmente liberado perdiendo su rango. El almirante Won Gyun que llevó a Joseon a la batalla de Chilchonryang perdió toda la flota, incluídos los barcos tortuga o gobukseon, en lo que fue la mayor victoria japonesa de estas guerras navales. Después de esos sucesos y con Yi Sun Sin preparándose con sus 13 barcos panokseon, empieza la película.

La película me ha parecido fantástica por varios motivos. En primer lugar Choi Min Sik. Impresionante. Aunque injusto sería centrarse sólo en él siendo que Ryu Seung Ryong lo borda como Daimyō japonés. Y quitando de los dientes blancos e impolutos de los actores jóvenes y guapos bien maquillados, el resto del reparto así como el vestuario y puesta en escena, es magnífico.

En segundo lugar la realidad con la que se aborda buena parte de la película. Por ejemplo, Yi Sun Sin, el mayor héroe de Corea, es al mismo tiempo un anti-héroe. Un personaje frío a la par que humilde, pero humano cuando se le ve sangrar por la boca debido a su mala salud. Es al mismo tiempo una persona a la que no le tiembla el pulso a la hora de cortar una cabeza o donde le resulta más importante el estado de un barco que la salud de su hijo. Y con este anti-héroe se forja la leyenda del guerrero más importante que ha dado Corea en su historia y es que si no hubiera sido por él, posiblemente (haciendo historia-ficción) hoy Corea como la conocemos, no existiría. El pueblo coreano le debe mucho, no es casualidad que su figura sea, junto a la del rey Sejong, la más importante de este país.

Después de las operaciones tácticas para el combate y la planificación, llega la batalla. Aquí ya vemos una película más efectista con muchas escenas sobreactualizadas como es de esperar en estas películas de acción, dejando de lado la historia para centrarse más en la ficción y crear así escenas y momentos impactantes que en la realidad nunca pudieron haber ocurrido. Sin embargo, la película no defrauda, es visualmente impactante y te mantiene entretenido durante todo el metraje, en ningún momento llega a aburrir y al final sales del cine con la sensación de ser un coreano más. Es una película que navega entre la historicidad de muchos de sus pasajes y la ficción visualmente espectacular para levantar el amor patrio de los coreanos. Algo natural al tratarse de una película y no de un documental. Una película para disfrutar y que a los coreanos les servirá para subir (aún más) su autoestima como pueblo y su rivalidad con Japón.

Pienso que quién la vea va a disfrutar con ella, y si además te gusta o te interesa Corea, Japón y la historia de Asia Oriental pues mucho mejor.

 

Curiosidades: En la película se ve en una escena como a los muertos les cortan las narices y las orejas. Esto fue una práctica muy común ya que cortando narices y orejas se podía calcular el número de bajas rivales. A los soldados y generales se les premiaba por ello. Incluso Yi Sun Sin en "El canto de la espada" comenta que incluso los soldados cortaban narices y orejas de sus propios ejércitos para agrandar los números. En Kyoto hay un monumento llamado Mimizuka o Hanazuka, donde se dice que están enterradas las narices y orejas de los soldados y civiles coreanos y chinos que murieron en las invasiones japonesas y que fueron llevados a Japón a modo de trofeo.

La película coincide con muchos pasajes del libro "El canto de la espada" porque ambos están basados en el diario de guerra del Almirante Yi Sun Sin llamado Nanjung Ilgi Tesoro Nacional de Corea nº76 y listado por la UNESCO dentro de su programa de Memorias del Mundo. Actualmente en el templo de Hyeonchungsa, Asan

Director: 
Kim Han Min 김한민
Reparto: 

Choi Min Sik 최민식
Ryu Seung Ryeong 류승룡
Cho Jin Woong 조진웅
Kim Myung Gon 김명곤
Jin Goo 진구
Lee Jeong Hyeon 이정현
Kwon Yul 권율
No Min Woo 노민우
Riohei Otani 大谷亮平

Puntuación: 
5
Promedio: 5 (1 vote)
Reseñado por: 
  • Título: The Admiral: Roaring Currents (Kim Han Min, 2014)
  • Escrito por:
  • Fecha: 09 Agosto 2014

Dejar comentario en Google +

Top